jueves, 10 de febrero de 2011

Resaca colombiana

Pablo Orleans | Que llevemos una estrella sobre el escudo de 'La Roja' no nos da derecho a complacernos con actuaciones mediocres y victorias in extremis. España, increíblemente estropeada tanto en imagen como en juego, volvió a dedicarnos un esperpento de partido en el que no llegó ni a ser la sombra de lo que nos regaló este verano. Los de Del Bosque, el nuevo marqués de España, nos mostraron un fútbol mediocre y un repertorio indigno de un Campeón del mundo (si obviamos a Italia, claro está). Un equipo que alardea de buen fútbol y juego incomparable, no puede aburrirnos de esta manera, aguantando 90 minutos soporíferos en los que una Colombia, con todos los respetos, de 'Segunda', haya podido doblegar a la todopoderosa España del gusto balompédico y de la unión en el vestuario.



Hoy, la selección nacional no ha dado la talla. Y no pasa nada, simplemente que no ha estado a la altura de la defensa de una camiseta que sí supieron defender cuando de verdad valía. Y es por ello que hoy, para mí, la victoria por los pelos no ha sido tan grave. Se ha sufrido, se ha ganado y se ha mantenido el récord de victoria a principios de año. Algo es algo. Sin hacer un fútbol brillante (o sin hacer un fútbol), sin recordarnos la victoria en el Mundial de Sudáfrica y sin mandar como sabe en el encuentro, el equipo ha conseguido ganar y mantener el nombre de España donde, en el panorama futbolístico, se merece. 

La victoria de hoy muestra, una vez más, que ni somos imbatibles ni nos lo debemos creer. Que estos jugadores, probablamente el mejor grupo futbolístico del momento, no deben ni bajar los brazos ni apartar la ambición de sus pensamientos. Que cualquier despiste y cualquier conformismo va a llevar a los 'marquesitos' a una derrota cuando se encuentren con cualquier equipo que, como Colombia, tiene las ideas claras y las ganas de ganarle a la actual campeona del mundo intactas. Que no se duerman en los laureles y que demuestren que lo de Sudáfrica no fue un simple espejismo (algo que no creo). Que nos muestren, en el próximo compromiso, que son dignos portadores de 'La Roja' y que lo van a seguir siendo hasta regalarnos la tercera Eurocopa y el segundo mundial. Que así sea.

Imagen | Marca.com de REUTERS

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece que el mundial lo jugamos correctito, pero nada del otro mundo. Se ganó con orden y marcando las que teniamos. Casi todos los partidos por la mínima. No por ser culé lo digo, pero a esta seleccion le sobra un tio en medio campo, y eso que tanto Busquets como Alonso me encantan, pero para jugar contra rivales como Colombia no creo que sean necesarios.

Unknown dijo...

Creo que quizás, gracias a ese doble pivote Busquets-Alonso, ayer España pudo ganar un partido rudo y en el que una dura (de leñera) Colombia puso mucha estrategia en el centro del campo, asfixiando el juego de los pensadores de 'La Roja'.

Es por lo que creo que, si España no perdió el partido de ayer, fue gracias a ese doble pivote que, en partidos así, es muy necesario para ganar la lucha del centro del campo.

Así, creo firmemente que, todavía más en partidos de estas características, España necesita el doble pivote Busquets-Alonso para ofrecer contundencia y distribución en la salida del balón del equipo.

Un saludo.

Bruno_1 dijo...

Hola Pablo,

Te visito a través del blog "Foro Azulgrana Blaugrana" Me preguntaba, si querias intercambiar enlaces, mi blog es http://elblogdebruno1.blogspot.com/ Si aceptas me dejas un comentario.

Saludos y suerte!

Sílvia dijo...

Hola Pablo
No seguí el partido. Por lo leído fue una suerte :)
saludos