miércoles, 23 de febrero de 2011

Otro año con Pep

Pablo Orleans | La renovación más esperada por el barcelonismo ya es realidad. A pesar de que la noticia ya se conocía desde hace días, hoy se ha reflejado en un contrato y con una rúbrica que refleja títulos, que muestra la fidelidad a un equipo y a unos colores de cuna, que significa la continuidad de un ciclo exitoso, repleto de alegrías en una época espléndida del barcelonismo y que muestra la verdadera filosofía y amor a un club del mejor ejemplo culé en la actualidad.

La herencia de Cruyff sigue vigente. El estilo de juego está a salvo, por lo menos, una temporada más. Los títulos, más cerca y la esperanza, de nuevo intacta. Pep se queda y eso, para los seguidores azulgrana, es una gran noticia. 

Guardiola sigue al mando otra temporada. Foto | As
En primer lugar, la estampa en el contrato de renovación supone seguir siendo fieles a un estilo gestado hace más de veinte años y que está obteniendo sus frutos en la actualidad con una primera plantilla inimaginable a principios de siglo y con unos filiales estupendos que están haciendo una gran labor en la división de plata. De la mano de Guardiola y Luis Enrique, la continuidad de este gran proyecto está en buenas manos. La filosofía de Johann y Carles sigue vigente hoy, veinte años más tarde.

En segundo lugar, la firma de este contrato es el fiel reflejo del amor que siente Guardiola a este club y a estos colores. El que fue gran capitán durante años, el dueño de la medular y del compás azulgrana en los noventa y el cerebro y la coherencia mezcladas en el '4' tanto dentro como fuera del campo, muestran la debilidad de una persona que, por no perjudicar a su equipo del alma, prefiere firmar (o no) poco a poco y con el aval (o no) de los resultados conseguidos. 

Y por último, y no menos importante, la continuidad del banquillo local del Camp Nou supone la estabilidad necesaria y el tiempo preciso para hacer un buen trabajo, una buena labor en todos los aspectos. La estabilidad conseguida y la espina dorsal deportiva reforzada traerán consigo los títulos, la alegría a la afición. La filosofía, el amor a la casaca azulgrana y la estabilidad prometen felicidad a raudales en la Ciudad Condal y un millón de esperanzas para la próxima temporada. Eso sí, el siguiente año, por estas fechas, el barcelonismo volverá a estar inquieto, desconfiado. Dentro de un año estaremos atentos a la misma cuestión: ¿Renovará Guardiola? De momento, disfrutemos un año más de Pep, de fútbol y, probablemente, de títulos.

Imagen | As
     

3 comentarios:

Tara dijo...

Estoy de acuerdo, de momento me conformo con que se quede un año más, aunque confio que lo hará muchos más.

Me gusta tu blog, tiene muy buen gusto. Me permito añadirte a mis "blocs amigos". Si queires pasate por el mío y haz lo mismo si te parece ineresante:

www.futbolenblaugrana.blogspot.com

Saludos

Gabriela Miranda dijo...

Es una gran noticia para el Barça. Pep estará un ciclo de 4 años con nosotros y ojalá sean 4 años más ;)

Saludos.

Bruno_1 dijo...

Por desgracia, un año más ... Salduos!