miércoles, 30 de septiembre de 2009

VICTORIA Y LIDERATO

Pablo Orleans | Segunda jornada de Champions y el Barça ya encabeza el grupo F con 4 puntos en su haber. Anoche, la victoria por 2-0 ante el Dinamo de Kiev y el empate entre Rubin Kazan e Inter de Milán (1-1), hizo que el equipo que dirige Pep Guardiola lidere en solitario la tabla del grupo de los campeones.
Está claro que este grupo va a ser bastante complicado. Dos equipos grandes e históricos de Europa como Barça e Inter, un equipo histórico de la Europa del este y una revelación en la fría Rusia como es el Rubin Kazan, va a hacer que la clasificación para los octavos de final de la Champions, la verdadera Champions, se vaya a poner muy cara hasta para el actual campeón de Europa. Jugar en pleno diciembre, en la antigua Unión Soviética con varios grados bajo cero, con un césped duro como una roca, pelado como un campo de tierra y contra un equipo acostumbrado a jugar (y ganar) en esas condiciones hace que las posibilidades de estar entre los 16 afortunados de los octavos de final sea -cada año más- una odisea hasta para el conjunto más experimentado (véase el Real Madrid de las útlimas temporadas)

El partido de ayer entre Barça y Dinamo de Kiev lo disfruté en dos tomos. El primero, subido a un autobús marca Alosa y disfrutando de los comentarios de los compañeros de la Cadena SER y su Carrusel Deportivo. El segundo, en mi casa, delante de la televisión.


El primer tomo, que coincidió con la primera mitad del encuentro, lo sentí a través de mis oídos como una parte en la que el Barça dominó y tuvo numerosas ocasiones. Primero Messi, luego Ibra, después Iniesta, más tarde de nuevo Messi y...goooooooooooooool!! Oliveros cantaba el primer gol del encuentro y yo, desde el autobús y pegado al auricular del amigo y compañero de blog Miguel Salazar (Mikis), pegué un saltito en mi asiento y celebré el gol de una manera mucho más moderada de lo que me hubiese gustado...C'est la vie.


Acabó el primer tiempo y yo bajé del autobúa al mismo tiempo. Llegué a casa y me preparé para una segunda parte que ansiaba. Tenía mono de fútbol (y eso que el último fútbol que vi fue el domingo...) y el Barça no me defraudó. Ni el Barça ni el partido, porque el Dinamo de Kiev jugó muy bien y tuteó por momentos al equipo blaugrana. Si siguen así, y juegan la baza del factor clima, son unos firmes candidatos a aparecer en el cuadro eliminatorio de los octavos.
Después, la entrada de Pedro (por un Iniesta que va cogiendo poco a poco la forma y el ritmo) refrescó el ataque blaugrana demostrando que él también merece un puesto en ese privilegioso tridente atacante. Con un gran gol, Pedro, nuestro Pedrito, puso la firma del propio Guardiola, de un entrenador que apuesta por jóvenes que, con esfuerzo y continuidad, hacen de un equipo bueno, un bloque casi invencible.

Así me quedé yo en casa. Contento, feliz y de nuevo líder. Porque yo no soy catalán, pero adoro al Barça señor Laporta, mucho más que usted.

Imagen: As.com
  

5 comentarios:

CALIGULA dijo...

Hola Pablo tanto tiempo!!!!

Vimos el partido de ayer y la verdad es que le hicieron precio.

Saludos porteños!

Sílvia dijo...

Hola!

Me alegra volver a leerte. Vamos a poder comentar una temporada apasionante para nuestro equipo. Por el momento seguimos genial. La victoria de ayer fue muy importante y más con el empate del Inter. Se demuestra que en este grupo F hay más igualdad de la esperada.

Por cierto, no hace falta ser catalán para querer al Barça. Es un club de Barcelona, de Catalunya, pero está abierto a todo el mundo.

Saludos. Nos leemos!
Sílvia

Pablo Orleans dijo...

@ Sílvia:

Claro que no hace falta ser catalán para querer al Barça, lo que pasa es que las salidas de tono del señor Laporta acerca del nacionalismo relacionado con el Barça y de sus intereses personales mezclados con el fútbol para conseguir unos objetivos que nada tienen que ver con este deporte y con el conjunto culé, hacen que se me revuelva el estómago cada vez que lo oigo hablar. Deportivamente ha hecho una gestión aceptable. A partir de ahí, un ir y venir de salidas de tono aprovechando su posición como Presidente del Barça.

Saludos!!

Pol Gustems dijo...

Uno de los partidos en que llegaron más veces al área del Barça, un contrario complicado, pero al final se pudo sacar el encuentro. Quizás no haciendo un partido de 10, pero si de 7,5. La cosa es que estamos acostumbrados a 9,5 - 10 cada fin de semana jeje. Te agrego a los links;)

Saludos!!

Orly dijo...

Yo soy del Barça. De Ayerbe, Huesca, Aragón, España, Europa... Qué puntualmente el señor Jan Laporta aproveche su estatus temporalmente presidencial para ratificarse como político catalanista independentista, es lógico. Don Manuel aprovecha su estatus para ratificarse en el más ruín de los catolicismos hipócritas. Florentino se ratifica como empresario que utiliza al Madrid, al Real Madrid para dinamizar sus negocios hasta el momento en que dejan de rentarle. (el hombre es un animal de costumbres y no dudará en dejarlos en la estacada una segunda vez). Fuera del fútbol, Ana Obregón se ratifica como actriz o como bióloga según le interesa. En política, el PAR, se ratifica cercano a la izquierda en unas elecciones y cercano a la derecha en otras. Quiero decir, que Laporta es un hecho circunstancial del Barça, un hecho que deportivamente ha o está siendo gestionado de una manera casi perfecta, y es lo que hay que mirar de Laporta, porqué sus ideas de independizar el Barça para los catalanes son tan absurdas como efímeras. siempre, todo el mundo dice de su club, que está por encima de las personas. Probablemente no querrás más al Barça que el señor Laporta, a lo sumo igual, lo que pasa que tu amor a esos colores no está a la vez condicionado para ganar puestos en una sociedad, para ganar votos en una carrera política y tu amor a los colores azulgranas se ve puro, y a el aparte de que lo quiera o no, más o menos que tú, se le ve el plumero como a todos los dirigentes de todas las entidades dedicadas a cualquier actividad que se pueda realizar en este mundo, o en otro.

De rebote me entero que haces crónicas blaugranas.

Abrazos.