martes, 29 de septiembre de 2009

VICTORIA SIN DESCANSO

Pablo Orleans | Quinta jornada liguera y el Barça sigue sin quitar el pie del acelerador. Con quince puntos conseguidos de quince puntos disputados, el equipo de la ciudad Condal sigue en la cabeza de la clasificación junto con el Real Madrid, ambos un escalón por encima del resto de conjuntos de la categoría.

Este fin de semana, el Barça debía jugar en un campo difícil, contra un equipo correoso y en un terreno de juego en penosas condiciones. La Rosaleda se mostró, durante 38 minutos, como el fortín que podía hacer flaquear a un equipo rival muy por encima del nivel de sus jugadores. Éstos, incansables guerreros, presionaron continuamente a sus rivales, aunque al final, sucumbieron ante la gran calidad de los componentes blaugranas.

El partido comenzó de una manera diferente a la que nos tiene acostumbrados el equipo de Pep. Sin demostrar un dominio del esférico apabullante en los primeros minutos del encuentro, la posesión cambió de camiseta continuamente. El Málaga parecía cómodo sobre el césped y el Barça, huérfano de balón, deambulaba a la espera de que el genio del centro del campo llamado Xavi Hernández, tomase la batuta del encuentro y encaminase al equipo hacia otra victoria necesaria si no quería quedarse descolgado de la cabeza de la clasificación, es decir, del Madrid. Los minutos pasaban y las claras oportunidades no llegaban. Fue entonces cuando lo que podía parecer un 'mal de ojo', se convirtió en (casi) una bendición. Henry se rompía pasado el minuto 30 y tuvo que ser sustituido por el sueco Ibrahimovic. A partir de ahí, el Barça tuvo más y mejores ocasiones y el propio y recién entrado Zlatan adelantó a los culés tras una gran jugada del equipo.
Tras el descanso, el Barça comenzó a parecer el equipo de siempre y sus jugadores mejoraron mucho respecto a los primeros cuarenta y cinco minutos. Como si de un capricho del destino se tratase, tras otra lesión, esta vez de Chygrynskiy, la entrada de Piqué al verde desencadenó otro tanto a favor de las filas blaugranas. El propio central catalán fue el autor del segundo tanto que hizo el 0-2 con el que se llegó al final del encuentro. Un 0-2 que decía más de lo que un resultado de fútbol pueda aclarar.
Este 0-2 decía que la superioridad del Barça no fue tan clara en este partido como lo había sido antes. Decía que un equipo menor, con esfuerzo y planteando un partido con 'gran' visión (con un campo sin césped y a base de patadas y más patadas) pueda herir el juego de los culés.

UN PROTAGONISTA INNECESARIO
El protagonista invitado al encuentro del sábado fue Delgado Ferreiro, un colegiado que, a priori, iba a disfrutar de un espectáculo deportivo. Sólo debía moderar a los veintidós jugadores del terreno de juego y no lo hizo. No fue justo en numerosas ocasiones, se comió dos penalties clarísimos a favor del Barça y quiso parecerse a los colegiados ingleses, sin conseguir siquiera acercarse. Cuando debía cortar las jugadas, no lo hacía. Cuando debía dejar seguir el juego, lo cortaba: un desastre.

LLEGA LA CHAMPIONS
Hoy, sin apenas descanso (dos días después), el Fútbol Club Barcelona se enfrenta (20.45 horas / TVE1) en partido europeo a un clásico del viejo continente en horas bajas. El Dinamo de Kiev llega a Barcelona para intentar batir a un equipo difícilmente batible en su campo. Con un terreno de juego con unas dimensiones muy amplias, el Barça juega en todo lo largo y ancho de las líneas de cal que delimitan el rectángulo de juego. Un equipo que tiene tomadas las dimensiones de un campo grande y que además juega un fútbol, actualmente, inigualable es muy difícil de derrotar.
Esta noche, el Barça intentará conseguir su primera victoria de este año en la Champions y de este modo luchar en un grupo en el que todos son campeones de sus respectivas ligas. Hoy empezará a vislumbrarse el futuro del campeón de Europa y todos sabremos si esta campaña sigue la misma estela que siguió el año pasado.
Los posibles once elegidos por Guardiola en el equipo titular de esta noche serían:

Valdés

Alves    Puyol    Piqué    Maxwell

Yayá Toure

Xavi             Keita

Pedro                                Messi

Ibrahimovic

Imagen: As.com
    

2 comentarios:

Víctor Úcar dijo...

La verdad es que este Barça está a un nivel muy difícil de alcanzar. Y es que, aunque el Madrid está aguantándole el pulso gracias a la descomunal pegada que tiene, no llega ni de lejos al juego tan vistoso y espectacular, además de efectivo, con el que cuentan los culés. Sin embargo, me gustaría plantear una duda, y es que, aunque creo que el Barcelona tiene el mejor equipo (el que mejor carbura, el más conjuntado posiblemente de toda europa) es posible que en una temporada tan larga como la suya, con tantos partidos (liga, copa y champions)y compromisos internacionales (ademas de partidos del Mundial 2010 no nos olvidemos de la Copa África que afecta a Keita y a Touré) las bajas y el cansancio puedan pasarle factura...y la verdad es que el banquillo no es muy amplio (calidad tiene, y de sobra...pero anda justito desde mi punto de vista). Ya sé que me vas a decir que para eso está la cantera, y de hecho cuándo le toca demostrarlo cumple con su función, pero aún así creo que es arriesgado y es demasiada reponsabilidad para los chavales. Con todo esto quiero decir que para conseguir todo lo que los azulgrana lograron el año pasado, andan algo justitos. No me llames luego gafe si ocurre algo, pero como llegue una plaga de lesiones a La Masía...mal asunto!

Un saludo Pablo!!!

Unknown dijo...

Tienes razón Víctor, la plantilla anda algo justa y el equipo puede tener problemas en unos meses. Yo era partidario de habernos quedado con algún jugador que ha marchado y haber contratado a alguno más, pero así está la situación y tendremos que tirar "pa' alante" con lo que nos quede. Aún así, la cantera la veo muy comprometida con el equipo, aunque seguro que un Barça lleno de canteranos sería muy débil en partidos importantes de Champions o Liga.

Saludos!