miércoles, 1 de febrero de 2012

Mestalla, primer asalto

Pablo Orleans | Mestalla retumbará esta noche, con el recuerdo de viejos tiempos y el añoro de repetir grandes gestas contra el Barça. Años atrás, cuando Leo Messi, Cesc Fabregas o Gerard Piqué se empezaban a hacer hombres en las categorías inferiores del conjunto catalán, en la Ciudad Condal los duelos ante los murciélagos de Valencia eran sinónimo de espectáculo y rivalidad. Años en los que un 'piojo' llamado López traía de cabeza a culés y llenaba de alegría a chés. Años en los que uno de los mejores Valencia que se recuerdan con Baraja, Mendieta o Illie a principios del nuevo milenio volvió a poner en aprietos a los conjuntos de Van Gaal, Serra Ferrer o Rexach. Años de eliminatorias coperas y europeas, años nostálgicos para unos y pasados por el forro de sus vitrinas para los otros. 

Imagen Resultados-futbol.com
Esta noche, como todas las eliminatorias de la Copa de Su Magestad el Rey Don Juan Carlos I de España, suegro del protagonista de la nueva imagen de Mango según algunas fuentes, la contienda está asegurada, la pasión a flor de piel, el respetable emocionado, los medios dispuestos, los jugadores prestos, los banquillos atentos, los trencillas en el punto de mira, las miradas perdidas en los contendientes, apasionados con el ambiente de las gradas de un Mestalla en el que televisiones y periódicos ocupan los escaños de las radios, que relatan las jugadas desde casa, al calor de un micrófono en tiempos de oleada polar, mientras el cuarto colegiado apaciguará los ánimos de ambos bancos, intentando alejarse de la cruceta que le apunta en todo momento, que le agobia, que le sentencia o le juzgará.   

Todo lo demás, también. Fútbol, pancartas, abucheos, gritos, animación, insultos. Una mascletá sin fuego, ensordecedor ruido nocturno para amedrentar con alevosía a norteños y primos hermanos de habla. Estruendo vocal al unísono para viajar a Barcelona con ventaja. Patadas, cartulinas, ovaciones, silencio, abatimiento, deportividad. Visitar sin ruido, intimidar con fútbol, devolver los golpes pasados. Llegar a la gloriosa final del monarca. Disfrutar de este deporte.
           

1 comentario:

AntonioHermi dijo...

Buenas, mi nombre es Antonio y soy el administrador del Blog Amor Sevillista
Estamos entrevistando a Blogueros Deportivos y nos gustaría que usted fuese uno de ellos, si estás interesado, rellena este formulario:
ENTREVISTA CON:


Aparte estaría interesado en un intercambio de links, ocupo el puesto 22 en Ebuzzing y un pagerank de 4.